23 de noviembre de 2010

In Vogue we trust

Por Nadia Ruffener

Anna Wintour
Presente en todos los front-rows de los desfiles más importantes del mundo, dueña de un estilo único e inconfundible, su mirada siempre camuflada bajo sus gafas oscuras, su cortecito de pelo al estilo bob, poseedora de de un carácter perfeccionista, ícono de moda si los hay…

Anna Wintour nació en Londres en el año 1949. Luego de abandonar el colegio a los 16 años de edad decide no ingresar a la universidad, pero impulsada por sus padres empieza un curso de moda el cual abandona al poco tiempo ya que, como afirmaba ya en aquel entonces, "O SABES DE MODA O NO SABES".

Siguiendo los pasos de su padre Charles, editor del periódico ingles Evening Standard, incursiona en 1970 en su primer trabajo editorial en la revista Harper’s Baazar. En 1986 se convierte en editora de Vogue edición británica y dos años más tarde se traslada a Vogue americana donde se convertiría en  editora general hasta la fecha.
John Galliano,
uno de los elegidos
Reconocida mundialmente como una de las figuras más influyentes del mundo de la moda, Anna Wintour es capaz de colocar en la cúspide a un diseñador desconocido (es el caso de John Galliano, quien le debe a Wintour su trabajo en la maison Dior), como también es capaz de decirle al mismísimo Jean Paul Gaultier que su colección no le gusta demasiado. Asi es, Anna Wintour, la poderosa mujer afamada por su arbitrariedad y perfeccionismo y, según algunos de sus ex empleados, por realizar peticiones ridículas e imposibles de cumplir (se dice que obligo a Oprah Winfrey a bajar de peso si quería aparecer en la revista y que conminó a Hillary Clinton a que abandonara su eterno look de trajecito azul si deseaba figurar en las paginas de Vogue).


Fue Lauren Wisberger, ex asistente de Wintour, quien escribió en el 2003 el exitosísimo libro El diablo viste a la moda (The devil wears Prada) el cual fue llevado años más tarde a la pantalla del cine y, se rumorea, está basado casi en su totalidad en la vida de Anna y la revista Vogue.

Wintour no hizo grandes declaraciones con respecto al film, pero ni Vogue ni ninguna otra publicación de Condé Nast hizo crítica del libro ni de la película. Igualmente, Anna asistió a la première vestida de Prada.
Sienna Miller para Vogue
Noviembre 2007
Sus intervenciones más destacables dentro del mundo del fashion son varias, entre ellas: fue Wintour quien se encargo de poner a las celebridades en las portadas de las revistas cuando hasta el momento sólo aprecian modelos; fue también quien hizo que el trabajo de los fotógrafos, maquilladores y estilistas tuvieran el mismo reconocimiento que el de las modelos dentro de una producción fotográfica; ha sido la propulsora de carreras de varios diseñadores jóvenes; se dice que convenció a Donald Trump de que le prestara el salón de fiestas del Hotel Plaza de New York a Marc Jacobs para realizar un desfile cuando Jacobs recien iniciaba su carrera.

Personaje controversial dentro del mundo de la moda, amiga íntima de Tom Ford, poseedora de un sueldo anual de 5 millones de dólares, fiduciaria del MET, madre de dos hijos, reverenciada por los diseñadores, temida por sus críticas a rajatabla, detallista, creativa, innovadora, dueña de una visión única, creadora de tendencias… Anna Wintour es y será seguramente la alcaldesa de la moda por varios años más… y en Vogue confiamos!



1 comentario:

Vic dijo...

Muy buena esta nota, muy interesante conocer mas de la vida de los q forman parte del mundo fashionista